19th of Septiembre 2012
 
Las ratas tenían algo que ver con la trasmisión de la Peste y el momento de la muerte parecía tener un papel importante. Simond, un médico francés, diseñó un experimento para tratar de averiguar cómo se producía el contagio. En su mesa del laboratorio, junto con sus ayudantes, puso una rata enferma a la que quedaba poco para morir y la rodeo de una serie de jaulas que contenían ratas sanas. Observó lo que pasaba. La rata enferma tardó poco en morir, pero no parecía que pasara nada. Sin embargo, cuando ya pensaban que se habían equivocado y que el experimento no iba a servir para nada, de repente, vieron como empezaban a salir y saltar minúsculos animalitos desde la rata muerta, y como estos se escondían rápidamente en el pelo de las ratas sanas. ¡Eran pulgas! Resultó que las pulgas, al enfriarse el cadáver de la rata muerta salieron en busca del calor de las ratas vivas. Habían encontrado la respuesta a tantas y tantas preguntas que habían ido quedando en el camino. Acababan de descubrir como se transmitía la enfermedad. Los portadores de la enfermedad eran los parásitos (pulgas, chinches, etc.) que saltaban de unas ratas a otras, o a los seres humanos.

Las ratas tenían algo que ver con la trasmisión de la Peste y el momento de la muerte parecía tener un papel importante. Simond, un médico francés, diseñó un experimento para tratar de averiguar cómo se producía el contagio. En su mesa del laboratorio, junto con sus ayudantes, puso una rata enferma a la que quedaba poco para morir y la rodeo de una serie de jaulas que contenían ratas sanas. Observó lo que pasaba. La rata enferma tardó poco en morir, pero no parecía que pasara nada. Sin embargo, cuando ya pensaban que se habían equivocado y que el experimento no iba a servir para nada, de repente, vieron como empezaban a salir y saltar minúsculos animalitos desde la rata muerta, y como estos se escondían rápidamente en el pelo de las ratas sanas. ¡Eran pulgas! Resultó que las pulgas, al enfriarse el cadáver de la rata muerta salieron en busca del calor de las ratas vivas. Habían encontrado la respuesta a tantas y tantas preguntas que habían ido quedando en el camino. Acababan de descubrir como se transmitía la enfermedad. Los portadores de la enfermedad eran los parásitos (pulgas, chinches, etc.) que saltaban de unas ratas a otras, o a los seres humanos.

(Fuente: scorpiondagger, vía unnaturalist)

Clipart: FETC     Theme: Robert Boylan     Host: Tumblr     Feed: RSS     History: Archive
  • Ask Me